PUES YA VES TRUZ

b8880e81449bd9c22844ef8e0d368b21

El psiquiatra, desde su sillón, observa a su paciente Jose María (Chema), tumbado en el diván. Imaginen al psiquiatra vestido como el clásico psiquiatra: gafas que se enganchan por el puente sobre la nariz, un cuaderno en el que toma notas con una estilográfica, camisa, chaleco y pantalón con la ralla bien marcada. Imaginen a Chema vestido como el clásico gilipollas: camiseta que trata de contar un chiste (Fuma, con el logo de Puma modificado), pantalones pirata y calcetines blancos con rayas de dos colores (probablemente rojo y azul), además de zapatillas con lucecitas.

Entramos con la escena ya empezada.

PSIQUIATRA: Así que tiene usted un problema para comunicarse con el resto del mundo.

CHEMA: Pues ya ves truz.

PSIQUIATRA: Vaya. ¿Cree que puede ser debido a su particular modo de hablar?

CHEMA: Efestiviwonder. Creo que la cosa va por ahí.

PSIQUIATRA: Durante estos años, ¿ha desarrollado alguna teoría que pueda explicar su…peculiar forma de expresarse?

CHEMA: El problema es que yo creo que hablo guay del paraguay. Es la gente la que me juzga sin tener derecho. Yo me expreso así y, si no te gusta, te jodes, como dijo Herodes.

PSIQUIATRA: Entiendo. De todas maneras, debería entender que la gente pueda sentirse incómoda con su problema.

CHEMA: Parece menterio, pero es así.

PSIQUIATRA: Vayamos más allá. ¿Como era su relación con su padre?

CHEMA: ¿Digamelón?

PSIQUIATRA: Su padre. ¿Le pegaba? ¿Ha sufrido vejaciones por su parte?

CHEMA: No te enroyes, Charles Boyer. Mi padre no tiene nada que ver con esto. No merece la pierna hablar sobre él.

PSIQUIATRA: Bueno, hay una corriente en psiquiatría que asegura…

CHEMA: El problema es de la sociedad, que no es capaz de entender a la gente como yo. Cuando estás con ellos todo es chachi lerendi juan pelotillas, pero cuando te vas empiezan a ponerte verde y…

PSIQUIATRA: Siguiendo con lo de su padre…

CHEMA: Y yo al principio estaba en plan bota rebota y en tu culo explota, pero luego claro, con el tiempo alucinas pepinillos con como te trata la basca.

PSIQUIATRA: Está muy bien esto que me cuenta, pero yo creo que es importante que vayamos al foco del problema.

CHEMA: Okey makey.

PSIQUIATRA: (le recorre un escalofrío)

CHEMA: ¿Qué pasa? ¿Tiene biruji?

PSIQUIATRA: (toma aire) Sigamos, por favor. ¿Cree que esto puede tener algo que ver con, no se, sus amistades, por ejemplo? ¿Tiene usted amigos?

CHEMA: Tenía una pandi con la que íbamos por ahí a mover el esqueleto y a ver si nos trincábamos a alguna pituqui, pero hace tiempo que me dejaron de lado.

PSIQUIATRA: No me extraña.

CHEMA: ¿Qué?

PSIQUIATRA: Nada, disculpe, continuemos.

CHEMA: Nada de eso. La cagaste, Burt Lancaster. Se te ha visto el plumero.

PSIQUIATRA: Señor, por favor, no diga tantas frases mierder seguidas, se me hace imposible seguirle el ritmo.

CHEMA: (se levanta) Lo llevas clarinete si te piensas que me voy a gastar mi panoja en un mingafría como tú.

PSIQUIATRA: Vuelva a tumbarse, por favor. Yo estoy aquí para ayudarle, pero tiene que entender que jamás me he enfrentado a un problema tan grave como el suyo.

CHEMA: Bueno, por aquí habrán pasado locatis de todo tipo. Gente muy tarumba.

PSIQUIATRA: Por favor, guardese algo. ¿Hay alguna circunstancia en la que usted abuse menos de…como decirlo….

CHEMA: ¿Las frases mierder?

PSIQUIATRA: Equilicuá.

CHEMA: Pues no se… He llegado a utilizarlas incluso durante la comunión. Y durante el coito.

PSIQUIATRA: Toma jeroma, pastillas de goma. (Mira a su alrededor extrañado)

CHEMA: ¿Qué le ocurre, doctor?

PSIQUIATRA: ¿Había consultado esto con alguien antes? ¿Ha habido algún médico antes que yo?

CHEMA: Nasti de plasti.

PSIQUIATRA: Señor, empiezo a encontrarme un poco imcómodo en su presencia. Me parece que tendré que derivarle a la sanidad pública.

CHEMA: Alucino pepinillos. ¿Y eso por qué?

PSIQUIATRA: No se, noto algo en mi cuerpo. Me siento…no se. Me están entrando ganas de comerme un chicle.

CHEMA: ¿Pero no un chicle cualquiera, verdad?

PSIQUIATRA: Nanai. Tengo ganas de un Kilométrico Boomer.

CHEMA: ¿Muchas ganas?

PSIQUIATRA: Cantidubi.

CHEMA: Bien, pues me marcho. Parece que mi hermano tenía razón.

PSIQUIATRA: ¿Pero que Pretenders?

CHEMA: Me dijo que para curarme el habla mierder solo tenía que hablar con alguien que se creyese más listo que yo. Por eso vine al psiquiatra. Muchas gracias, Doctor. Me ha ayudado mucho.

PSIQUIATRA: ¿Cómo ha podido hacerme esto?

CHEMA: Ya sabe, a mi plin…

PSIQUIATRA: (luchando contra sí mismo) Yo duermo en Pikolín. ¡No!

CHEMA: Ahora me voy, que estoy más agusto…

PSIQUIATRA: (su rostro está rojo, suda como un costalero) …que un… que un… que un arbusto. ¡Noooooooooo!

CHEMA: Que le vaya bien, doctor. Yo me piro…

PSIQUIATRA: (rendido)…vampiro.

Suena el timbre de la secretaría.

SECRETARIA: ¡Doctor! Su próximo paciente está esperando, ¿le hago entrar?

PSIQUIATRA: Efestiviwonder.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: