PLATÓN CONTRA RBA

entrega_peque1.0

Estimado Señor RBA

Les escribo con la intención de elevar una queja a las más altas esferas de su organización.

Le pongo en contexto. Mi nombre es Platón y nací en lo que ustedes han tenido a bien llamar “La Antigua Grecia”, aunque para mi es “La Grecia de la Actualidad”. El caso es que el otro día, después de disfrutar de unos hongos extremadamente potentes, me sumí en un profundo sueño del que no he despertado hasta lo que ustedes han tenido a bien llamar “Septiembre de 2015”. No estoy familiarizado con esos términos, pero doy por hecho que han pasado unos 4000 años desde que me dormí. Una buena siesta, si señor.

Entiendo que éste hecho les parezca un tanto extraño. Pero más extraño me pareció a mi cuando, el otro día, caminando por lo que ustedes han tenido a bien llamar “Gran Vía de Bilbao”, me encontré con un libro que llevaba mi nombre. Al abrirlo pude leer una serie de pensamientos que, al parecer, ustedes han tenido a bien poner en mi boca, o más bien en mi pluma. Sepa, para empezar, que en los tiempos en que yo viví no existían las plumas, pero eso sólo es un error minúsculo en comparación con su interpretación de lo que han tenido a bien llamar “El Mito de la Caverna”.

He de decirles que su lectura de mis discursos no podría estar más confundida. Me temo que, en caso de no corregirlos, me veré obligado a interponer lo que ustedes han tenido a bien llamar “Una Querella Criminal” por difamación y por falso testimonio.

Espero que se pongan en contacto conmigo para ayudarles a enmendar su error.

Un saludo.

PLATÓN, filósofo airado

PD: He probado sus hongos, esos que llaman “Champiñones Rellenos”. Muy ricos, aunque para mi gusto les falta droga.

Estimado Señor Platón

En primer lugar, expresarle nuestra sorpresa por su carta, estábamos bastante seguros, tanto por cuestiones estadísticas como meramente físicas, de que usted estaba muerto. Nos complace poder contar con una mente tan preclara entre nosotros.

En segundo lugar, nos gustaría conocer su versión, de primera mano, del tan manido “Mito de la Caverna”. Si tuviese a bien iluminarnos con su sabiduría no tendríamos ningún reparo en corregir nuestros fascículos para contentarle e iluminar al resto del mundo.

Sobre lo de la demanda, le rogamos que lo reconsidere. Nos ponemos a su disposición para subsanar este terrible fallo de interpretación.

Esperando su respuesta.

El Director de RBA

PD: Si le gustaron los champiñones, prueben los perretxikos. Bocado di cardinale.

PD2: Mi secretaria me confirma que en su época no existían los cardenales, así que podemos llamarle “Bocado di Oraculo” o “Bocado di Sumo Sacerdote”.

Estimado señor RBA

Debo informarle que, dado el retraso de su carta de respuesta, he tenido a bien secuestrar todos los ejemplares de mi libro de lo que han tenido a bien llamar “Kioskos”. En los últimos días me he rodeado de un grupo de Macedonios que me han explicado gustosos el concepto “Secuestro Express”. Si quiere sus libros de vuelta, ingrese 500.000 Euros en el numero de cuenta impreso al fondo de este documento.

Sobre el tema de “El Mito de la Caverna”, mis amigos macedonios me han hablado de la figura fiscal “Pago por Adelantado y en Negro para que Hacienda no pille cacho”. Les ruego que me envíen por correo postal otro millón y medio de euros antes de hacerles ninguna revelación acerca de mis sabios y, al parecer, muy caros pensamientos.

Esperando su respuesta y su dinero.

PLATÓN, filósofo por dinero

PD: He probado los perretxikos. En serio, ¿por qué comen todos esos hongos si ninguno tiene droga?

Estimado Señor Platón

Nos sorprende enormemente su petición económica, teníamos entendido que era usted un asceta liberado por completo de las cargas que trae consigo el dinero. Supongo que esa parte también la traducimos mal.

Hemos ingresado en su número de cuenta un millón adicional al dinero que nos pedía en su anterior carta. Esperamos esto le anime a contarnos la versión inicial de “El Mito de la Caverna”.

Aprovechamos para recomendarle que vea la película “Matrix”. Mucha gente dice que está basada en dicho mito. La parte mala es que sale Keanu Reeves. Esperamos que no le importe y sea capaz de disfrutar de la influencia que ha causado su obra.

Esperando ansiosamente una explicación por su parte.

El Director de RBA

PD: Mi secretaria ha encontrado en Internet una especie de hongos que si parecen tener droga. Le envío una muestra.

Estimado señor RBA

Tiene usted razón, antes era un filósofo asceta despegado de todo lo material. El caso es que ahora he visto lo fácil que es ganar dinero diciendo lo que ustedes han tenido a bien llamar “chorradas” y no pienso dejar escapar la oportunidad. He aprendido mucho últimamente sobre eso que llaman “Capitalismo” y, la verdad, como diría el sobrino de mi casera, “Mola Mazo”.

Vamos con “El Mito de la Caverna”.

Para empezar, decirles que me sorprende mucho lo impreciso de su lectura. Intenté ser muy claro en mi exposición y al parecer no lo conseguí en absoluto. Esperemos que esta vez sea la buena.

La idea es que los humanos vivimos en lo que parece una cueva. No vemos el exterior, solo su reflejo en la pared frente a nosotros. Hasta ahí todo bien.

Lo que sigue son errores cuyo tamaño me supera. Que si “liberarse”. “Escapar de la falsa realidad”. “Ver la vida con los propios ojos”. En serio, basura. O, como dicen ustedes ahora, Keanu Reeves.

Se lo diré de la manera más directa que conozco para que no haya dudas. Osea, como el sobrino de mi casera.

La movida es que vivimos en una cueva donde hace calorcito en invierno y fresquito en verano y se está de la hostia. Encima hay peñita buena, colegas y tal, así que para qué quieres más, ¿no? En la pared de la cueva se reflejan las sombras del mundo exterior, vaya, que es como si estuviésemos en el cine o viendo la tele. Mucho más guapo que la realidad, porque las sombras se mueven y tal y te lo pasas teta sin tener que levantar el culo de la jodida cueva. Y mucho más tranqui.

La movida es que, a veces, vemos sombras de otros pavos fuera de la cueva. Esos son los que llamamos “pringaos”. Peña que se pasa el día en la calle, currando o lo que sea, mientras nosotros podemos estar aquí de tranqui con los colegas viendo la tele y comiendo unos hongos.

A veces, alguno de nosotros sale de la cueva. Si vuelve con patatas fritas o más hongos, puto amo. Si se queda fuera se convierte en un pringao, y cuando vemos su sombra en la pared, le señalamos y nos partimos el tanaca.

Osea, si estás fuera, pringao, si estás dentro, puto amo.

Como ven, es una lectura completamente opuesta a la suya. Espero que lo corrijan o les pediré más pasta.

Atentamente

PLATÓN, el puto amo

PD: Los hongos que mandaron no estaban mal. Pero ahora soy más de coca.

Estimado Señor Platón

Lamento comunicarle que no podemos publicar eso. Causaría un cambio de paradigma brutal que no es interesante para el funcionamiento de lo que llamamos “sistema capitalista”. Esperemos que no se lo tome a mal y le ingresamos otro par de milloncejos por las molestias.

Esperamos que no se ralle

El Director de RBA

PD: Ojo con la coca, que a veces la cortan con laxante para bebés y te pasas el día yéndote por la pata abajo.

Estimado Señor RBA

Viendo el interés (sobre todo a nivel de inversión) que tienen en conservar mi palabra tal como estaba no me queda más remedio que aceptar.

En cuanto deje de comer techo pienso echarme una siesta que espero no despertarme en otros 4000 años. Será entonces cuando intente enmendar todo esto. No hay prisa. Como dice uno de los protagonistas de “El Mito de la Caverna”: De tranquis, tío.

Con respeto

PLATÓN, filósofo insomne

PD: Tenía razón con el tema de la coca. Lo barato sale caro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: